sábado, octubre 06, 2012

MUSICA


La música de las hadas nos es inaudible, nada sabemos de su forma, de los instrumentos que la tocan, cómo o con qué la perciben, sólo la vemos sonreír, abandonarse a su ritmo secreto y resplandecen de tal manera que usamos la más alta tecnología para grabar y reproducir sin perdida alguna ese silencio que ellas no pueden dejar de tararear.

1 comentario:

Chica asombrada y interesada por tu poesia dijo...

Te refieres a que la música de las hadas es el silencio?