sábado, enero 30, 2010

DESDE UNA VENTANA

(DeviantArt de lipstickkisses)



Sales de tu casa y sé que no ha habido pelea alguna, pero las nubes son densas.
No cierras de golpe la puerta, no caminas hacia mí con furia.
Subes al carro, sonríes, como una obligación hacia mí. Te tomó de la mano, aprieto levemente. Comprendo. Creo que comprendo.
No es la piel lo que se pelea. El que se impriman o no los dibujos oscuros significa otra cosa. Independencia, rebeldía, signos de que algo va terriblemente mal puertas adentro.
Luchan contra lo definitivo.
— No voy a hacer lo que él quiere, no soy como él. — dices, terriblemente fría — Mi piel es mía. Yo decido sobre mi piel.
La verdad es a veces muy simple.
El padre está en la puerta, desaprobando con su presencia. La madre desde una ventana mira también.
Arranco, dejo atrás sus rostros tatuados.




viernes, enero 29, 2010

EL ABISMO DEL ESPEJO

(DeviantArt de Mehmet ASIK)



Ciertos rostros giran para ver el diseño de mi rostro. Una vez una mujer vieja me detuvo, recorrió rápidamente sus fríos dedos sobre el dibujo y se fue, murmurando algo. Algunos más sacaron una hoja de entre sus ropas, para trazar un detalle.
El tatuaje es un viento sobre las emociones, a veces leo cólera, temor, un ocasional llanto desconsolado, y un niño empezó a gritar como si lo hirieran.
— ¿Sabes lo que llevas ahí? — me gritó un joven, desde una esquina — ¿sabes?
Me acerqué a él, pero huyó, incapaz de estar tan cerca de mi carne.
Te miro dormir junto a mí, satisfecha y me preguntó qué mensaje, qué signo realmente has grabado en mi piel.
En la noche, en el vacío me siento frente al abismo del espejo.
Me miro y trató de leer los símbolos.
El mundo contiene el aliento en ese instante, y creo que entiendo.




jueves, enero 28, 2010

BAJO LA TINTA

(Flickr de Alan Giberson)



Un fantasma es la percepción leve de una presencia, una figura entrevista por el rabillo del ojo, algo que observado de frente apenas tiene sustancia.
Por ello el tatuaje, las gruesas líneas de tinta en mi rostro, los dragones y colmillos.
Cuando se vuelven a verme, cuando me miran (así sea incómodos me miran) sé que lo he logrado.
Por fin he enterrado al fantasma que era bajo la tinta.






miércoles, enero 27, 2010

MI PIEL EN EL ESPEJO

(DeviantArt de Piotr Rosinski)





Te has ido, con tus caricias y agujas, con la humedad de tu sexo, tu lengua, la tinta que derramabas sistemáticamente dentro de mí.
Observo mi piel en el espejo.
Y ahora ¿cómo me desnudo de ti?




martes, enero 26, 2010

COSAS

(Flickr Monsieur Cody)



Qué de cosas oscuras hicimos para conseguir hadas, qué caminos negros transitamos, qué pecados, para tenerlas a ellas puras, brillantes, hermosas, inocentes… demasiado para lo que nos habíamos convertido en su búsqueda… las tomamos firmemente, las aferramos para que no escaparan y entonces qué cosas oscuras, qué pecados…




lunes, enero 25, 2010

LA MUJER EN MI PECHO

(DevianArt de fille-ordinaire)



Lentamente me desnudo, es difícil: con los años los dedos se tornan torpes, todo movimiento requiere de una coordinación que voy perdiendo.
Miro a la mujer tatuada en mi pecho. Los rasgos se han deformado, compartimos manchas hepáticas, pero sigue siendo ella.
50, 60 años después de haberla grabado en mi carne no puedo recordar su nombre. Si está aquí como recuerdo de lo que perdí, o de lo que nunca tuve.
¿Creía entonces que grabar un tatuaje extenso era fijar una imagen en el tiempo?
Tal vez me dije que la tinta puede servir contra el olvido, que mi carne iba a permanecer inalterable siempre, que la edad no volvería flácidos los músculos, ni los huesos iban a descalcificarse reduciendo mínimamente mi tamaño, encorvándome, convirtiéndome en otro, un pequeño anciano portando la carne de un joven fuerte, alto, decidido.
Soy una sombra vencida por el peso de lo que fui.
Tal vez sólo pensaba en ella, tal vez únicamente deseaba asegurarme que su imagen moriría al mismo instante de mi muerte.




domingo, enero 24, 2010

FILO

(DeviantArt de Crippledcarol)





Mil noches soñó con el hombre del cuchillo. Mil noches el filo oscuro en medio del pecho.
Tatuó minuciosamente el rostro del asesino, quería arrojarle en el instante último la imagen exacta de su crimen.
Tal vez fuera alérgico a las tintas, posiblemente usó material infectado, lo cierto es que la carne cayó en pedazos, en la fiebre el dolor era un filo que avanzó, inclemente.






viernes, enero 22, 2010

LA MAREA OSCURA

(Foto: Maiko Takeda)



Hay espejos en todas partes, desde la cama podemos observar nuestros cuerpos en mil reflejos.
La tinta de tu espalda, la marea oscura que te cubre.
Nunca entendí qué representaba, grises dando volumen, negros de diferentes tonos cruzando el tatuaje como cuerdas.
En el techo, cuando te mueves sobre mi cuerpo, tiene sentido.
Dibuja otros músculos, otra anatomía.
Es una espalda animal, la piel negra de un ser distinto, terriblemente fuerte, ágil, salvaje.
Al moverte el tatuaje cobra vida, ya no lo portas, él es quien se mueve por sí mismo.
Te abrazo, toco tu espalda y casi puedo sentir el calor absurdo de la bestia.
¿Qué abrazo, qué penetro, con quién o qué estoy en esta cama?
Siento tus labios en mi cuello. Lentamente empiezas a morderme.






jueves, enero 21, 2010

COLOR

(DeviantArt de Xinyuan)




Me dicen que los tatuajes no deben ser sólo grandes extensiones de color, que no hay un equilibrio entre los trazos y el todo, las fallas estructurales del conjunto.
Cierro los ojos y recuerdo la delicada mordedura del acero, las líneas del exquisito borde del placer que dibujaste con tanta precisión, el lugar exacto de mil hebras marinas donde descansa tu cabello en el después, los caminos abiertos en mi carne para ti.
Miro — durante un instante — mi tatuaje con otros ojos y, sí, es incoherente si no se sabe la lógica interna, precisa, milimétrica del trazo.
El amor siempre es abstracto.




martes, enero 19, 2010

(Foto: Rachel)

Las hadas no existen.
Y ellas, que lo saben, tratan de pasar inadvertidas mientras revolotean a nuestro alrededor.



domingo, enero 17, 2010

DOS MONEDAS

(DeviantArt de Demonmiss 27)


El hombre tatuado mira sin ver el techo, ponen dos monedas sobre sus párpados. Los amigos del circo pasan a despedirse, los parientes que no aprobaron nunca el mundo de dibujos que lo cubrieron, los tatuadores que sentían que sólo él lograba que sus trazos parecieran vivos, la mujer que recorrió cada línea con su piel, la que juraba, que a veces, los colores respiraban por sí mismos, pero ¿qué importa ya? Es hora de despedirse, la función ha terminado.
Nadie ve temblar a los dibujos, nadie siente el miedo que los ahoga, ninguno sabe qué les espera en la lenta disolución.


viernes, enero 15, 2010

BOLSHOI

(Fotografia en silverscythe)



Con la danza moderna pude ver lo delicadas que son 450 toneladas de metal.




jueves, enero 14, 2010

LLAMAS

(Flick de Megan Leonard)





En la calma, después de la pasión, hablas del diseño que elaboras, me muestras las complicadas líneas que darán volumen al fuego, las tintas que poblarán las llamas, el ígneo mar recorriendo las calles, el resplandor de la destrucción minuciosamente descrito en una paleta de colores.
Veo las hojas en el piso, los instrumentos preparados. Tu piel.
Separados no son nada, dices, no aún.
Quieres que sea exacto. Te preparas mil horas para el trazo.
Salgo de tu vida, un día de tantos, continúo con la rutina pensando en qué estarás haciendo.
Una noche algo me despierta.
Miro el resplandor que emerge sobre la ciudad y sé que tu obra es perfecta.



miércoles, enero 13, 2010

EL MAPA DE TU PIEL

Grabaste en mi palma el dibujo impreso en tu rostro, en cada una de mis yemas el mapa de tu piel.
Para siempre, murmuré durante el dolor incesante.
Pero el dibujo pierde definición, en los dedos los colores palidecen, el diseño sin fuerza ya: el vórtice ha dejado de girar.
Te desnudas lentamente, a mi lado, y subes a mi cuerpo como cada noche. Y yo te beso, y abrazo y trato de retenerte en los sentidos.
Y sé que en el momento en que mis manos se encuentren limpias, te habrás ido.




martes, enero 12, 2010

LAS RUTAS

(DeviantArt Laura Kok)





Aves, peces. Anatómicamente precisos, minuciosamente recreados en tu piel. Empezaste en invierno, los vi avanzar día a día.
Desnuda miras por la ventana abierta. Tu y las aves, tú y los peces.
Sientes que es tiempo, las rutas llaman.
Vas a dejarme atrás, lo sé. Vas a marcharte.
Al sur, por supuesto.
No sé si las imágenes te obligan, si las imprimiste en ti para que te den impulso.
Sólo sé que luces desamparada, triste aquí, ansiosa por unirte a un invisible río que te llama.




lunes, enero 11, 2010

EL ESPEJO

(Foto: Careenin)

En cuanto las hadas llegaron nos dijeron que era momentáneo, un instante, que debíamos resignarnos ya a lo que no sería eterno, que sólo estaban aquí en viaje de descubrimiento.
Las amamos ¿cómo no hacerlo?
Nos dijeron que gracias a nuestro amor lograron reunir todo aquello que no existía en su mundo.
Tristeza. Soledad. Abandono. Desengaño.
Se fueron no sin antes darnos las gracias.
No sabemos qué expresión exacta es la que nos brinda el espejo.






jueves, enero 07, 2010

LA TORRE LATINOAMERICANA

(Fotografía: Sam Javanrouh)

RELATIVIDAD
Cuando niño, sólo pensar en la Torre Latinoamericana me daba vértigo, pero con cada año que vivo el edificio me parece más chico. Ahora, paso a su lado y debo agacharme, con gesto reumático, cuando palmeo su techo como quien acaricia un perro.


EL SÓTANO LATINOAMERICANO
De 1956 a 1972 fue el edificio más grande de la Ciudad de México. Era un enorme atractivo para curiosos y suicidas. Los guías de turistas acostumbraban, una vez visitadas las alturas, llevarlos a los enormes cimientos del edificio. Tan profundos que, acostumbraban decir, era el sótano más grande de América Latina.
Dejaron de permitir su paso cuando más de un desesperado se arrojó desde ahí, para acabar desecho en la calle.


ANTENAS
Dada su excelente ubicación y que ningún edificio estorba su línea de vista, la Torre se ha ido llenando de antenas, repetidoras, emisoras, nodos de telefonía celular, que conforman una invisible telaraña de comunicaciones de la que no sabemos nada excepto un ocasional zumbido en nuestras líneas cuando cae una mosca.


IMECAS
El mirador de la Torre Latinoamericana, en el piso 52, es el mejor sitio para observar la ciudad, pero la contaminación es tan espesa que no puede verse más que una nube oscura, un mar de humo sobre el cual, a veces, navega un barco perdido que sólo espera que aclare un poco para continuar su viaje.


PROYECCIÓN
La Ciudad de México está asentada en un suelo fangoso, una extraña esponja que se va hundiendo paulatinamente. El Dr. Leonardo Zeevaert ideó un ingenioso plan para que la Torre Latinoamericana se mantuviera firme, unos cimientos diseñados para que flotara sobre ese suelo impreciso, los primeros de su tipo.
La proyección para el futuro dicta que, de aquí a medio siglo, miraremos desde el abismo a las alturas y veremos todavía la Torre ahí, erguida y firme, entre las nubes.


NO SE CULPE A NADIE…
Harto de no terminar nunca nada en su vida se arrojó desde la Torre. Algún día habrá de llegar al suelo.

LOS 10s




Algún día dirán: Allá en los años 10s...
Bueno, es hora de construirlos.
Línea a línea.