domingo, julio 11, 2010

SOL

(fotografía Luke Gilford)



Las llevamos al campo, con aprensión las vemos moverse sin muletas. En su espalda se agitan los muñones. Como hojas de otoño se fueron cayendo las alas, les recordamos. Ellas nos sonríen dulcemente y disfrutan del sol y la tarde.
– Recuerdos, momentos, sensaciones – nos dicen.
Nos miran con un poco de compasión.
– No hacen falta alas para volar – afirman las viejas hadas.






2 comentarios:

jimeneydas dijo...

mira este cortometraje, "El hada y el espantapájaros" http://www.vimeo.com/7728732

eclipse de luna dijo...

Me encantan las hadas...

Besos.
Mar

Suerte en el concurso.