viernes, mayo 14, 2010

OLVIDO


(Flickr de Lauryn Holmquist)



Ellas se fueron. Por eso nos dedicamos a olvidarlas. Lenta, cuidadosa, minuciosamente. Las heridas, los silencios, los adioses.
No más hadas.
Ellas se dedicaron a lo mismo. Olvidarnos.
Fue un éxito.
Así que el momento en que nos reencontramos fue maravilloso. El misterio del otro, de lo posible, de lo futuro.
Con que confianza nuestros dedos se rozaron otra vez.




2 comentarios:

Victor Romam. dijo...

mui bueno!

La Galera dijo...

Todos intentamos sobrevivir al olvido de otros.