miércoles, mayo 12, 2010

DONES

(Flickr de Mate Ugrin)



¿Quién iba a saber lo que significaría la aparición de lo fantástico en nuestra vida diaria? Las alas son unos superconductores perfectos, el polvo luminiscente que las cubre forma parte fundamental de nuestra farmacopea, para no mencionar lo deliciosamente irresistibles que son las haditas fritas.




1 comentario:

Strega: Mater Tenebrarum, Dame Merencoly. dijo...

ja ja ja, me encantó este, quiero degustar haditas fritas!!!!