viernes, abril 30, 2010

LUZ

(Flickr de Emilie Anna Evelina Björk)



Ellas eran etéreas, insustanciales, mágicas. Su tacto suave como la luz.
Se han ido, hasta la última de las hadas regresó a su mundo.
Duele el abandono, la distancia. Pero más la sombra de sus caricias recorriendo nuestra piel.




No hay comentarios.: