martes, marzo 09, 2010

GAIA

(Flickr de Julia Berglund)



No hay muchos planetas-seres, sobre todo porque acostumbran mudar de órbita, incapaces de resistirse al deseo del brillo y calor de sus estrellas primarias.


No hay comentarios.: