domingo, enero 17, 2010

DOS MONEDAS

(DeviantArt de Demonmiss 27)


El hombre tatuado mira sin ver el techo, ponen dos monedas sobre sus párpados. Los amigos del circo pasan a despedirse, los parientes que no aprobaron nunca el mundo de dibujos que lo cubrieron, los tatuadores que sentían que sólo él lograba que sus trazos parecieran vivos, la mujer que recorrió cada línea con su piel, la que juraba, que a veces, los colores respiraban por sí mismos, pero ¿qué importa ya? Es hora de despedirse, la función ha terminado.
Nadie ve temblar a los dibujos, nadie siente el miedo que los ahoga, ninguno sabe qué les espera en la lenta disolución.


2 comentarios:

Isabel González dijo...

Me ha gustado tu microrrelato.
Isabel

costa sin mar dijo...

justo en un rato me hago un tatuaje man
espero también baile en mi cuerpo