jueves, enero 28, 2010

BAJO LA TINTA

(Flickr de Alan Giberson)



Un fantasma es la percepción leve de una presencia, una figura entrevista por el rabillo del ojo, algo que observado de frente apenas tiene sustancia.
Por ello el tatuaje, las gruesas líneas de tinta en mi rostro, los dragones y colmillos.
Cuando se vuelven a verme, cuando me miran (así sea incómodos me miran) sé que lo he logrado.
Por fin he enterrado al fantasma que era bajo la tinta.






2 comentarios:

Enrique dijo...

Hola José Luis, primero que nada un tardio pero basto saludo esperando que todo ande bien, la razón de plasmar mis dedos en tu blog:¿En donde puedo conseguir tus libros?,vivo en Puebla, y el unico que peleo y no lo tengo es el de Hyperia, me ayudarias porfavor?
Agradecido.
Enrique.

José Luis Zárate dijo...

Por suerte está, completito en Google Books
http://books.google.com.mx/books?id=bRK64aQ6KAMC&printsec=frontcover&dq=hyperia+z%C3%A1rate&lr=&cd=1#v=onepage&q=&f=false

:)

Un saludo z