martes, junio 30, 2009

MIEDO

(Deviant Art de Sakir Yildirim)




En la oscuridad: tus dedos recorren mi carne. No hay pasión alguna en ellos, sólo miedo.
El frío perfila los dibujos, la piel se ha vuelto dura, insensible. Recorres piedra, mármol, acero. Pero sólo es piel.
Inerte.
Tus dedos sobre mis labios, sorprendidos por el cálido aliento.
Me ves mirarte. Sorprendida por los ojos vivos.
— Estas helado — dices, pero deseas decir otra cosa.
Yo me volteo, molesto. Por tu miedo, por la forma sutil en que te apartas, como si pudiera contaminarte de alguna forma.
Sobre la mesa de noche: los instrumentos de dibujo. Recuerdo los infinitos estremecimientos, el dolor dosificado con el placer. El polvo que ha ido asentándose sobre todo ello.
No puedo imaginarte tocándome tan íntimamente.
Puedo percibir cómo contienes el aliento, intentando que no oculte los sonidos mínimos, minúsculo. Mi respirar.
Esperas que se detenga, que cese en algún momento de la noche.
Pero te engañas.
Lo sé y lo sabes.
Siento tus ojos en mi espalda, en la piel oculta.
En la verdad.
Lo único que ha muerto aquí es el tatuaje.


lunes, junio 29, 2009

FLASHES



Flashes. Lluvía de luz sobre tu cuerpo desnudo.
Mil periodistas revelando ansiosos las fotografías, esperando que hubiera quedado registrado el instante en que el tatuaje se cubrió los ojos.


domingo, junio 28, 2009

IMÁGENES, SÍMBOLOS



Hay algo excesivo en su alegría, un toque falso en las atenciones que se brindan uno al otro, en la forma en que juegan al salir del agua. Es fácil adivinar que intentan corregir alguna cosa, tratan de convencerse que un par de días felices demuestran algo.
Yo miro la piel bronceada de ella, las grecas célticas, símbolos chinos, el universo contenido en esa letra hindú.
En la carne de él: los descriptivos tatuajes imitando la realidad, paisajes y seres minuciosamente representados.
Ella símbolos, él imágenes.
Los miro y sé (como tal vez sepan ellos) que juntos no serán felices.


viernes, junio 26, 2009

PREMONICIÓN

(DeviantArt de Monika Stojak)






Supo que iba a morir por culpa de una bala perdida, el 12 de marzo de ese mismo año, en la esquina de Rosado y Manríquez. También supo que sus intentos por evitar ese sitio la llevarían irremediablemente a él, que nadie iba a creerle y suplicar ayuda o clemencia por algo que no sucedía aún era inútil, que el kevlar iba a perderse en el correo, que el arma comprada para defenderse se trabaría, que el sueño le estaba negado en el tiempo que faltaba, que iba a dejar de comer y todo le iba a parecer manchado de muerte, una máscara cruel, y que el 12 de marzo, en la esquina de Rosado y Manríquez, ella iba a recibirla feliz la bala, porque la temible espera llegaba a su fin.

POSTMORTEM






Cuando el corazón se detiene, el cerebro sobrevive unos seis minutos. Los cadáveres conservan un tiempo una temperatura normal, a veces parpadean o hay un espasmo postmortem.
Se han reportado cuerpos que gimen en la mesa de autopsias.
A veces son gases que pasan por la garganta.
A veces sólo son los tatuajes.


jueves, junio 25, 2009

TODO

(Flickr de HYG)




Nadie puede reconocer a simple vista un hombre que lo ha perdido todo. Frente a la basta mesa del hostal quien estuvo en las más ricas mesas de Europa, frente a doctores, filósofos y científicos, bebe su cerveza agria de soledad.
Una algarabía allá afuera, voces temerosas, llantos, desesperación, notas de la música discordante que conoce bien.
— Viene, ahí viene — grita la gente del pueblo que duda entre enfrentar la amenaza o huir.
Huyan, piensa el hombre que una vez fue doctor. No lo pierdan todo. Como yo.
Una silueta terrible a lo lejos.
La gente se dispersa, gritando el nombre del terror:
— ¡Frankestein! ¡Frankestein!
El doctor suspira. El monstruo le arrebató todo. Incluso su nombre.






miércoles, junio 24, 2009

PAPEL




El uso masivo de clones ha llevado a problemas no previstos. Los arrojan a las coladeras o tiran en plena calle. A veces encontramos nuestro rostro entre la basura y sentimos que eso no está bien, que es necesario un poco de dignidad, o bolsas de papel más resistentes.




martes, junio 23, 2009

LEJOS

(DeviantArt de Vladimir Borowicz)



Moldeas en la piel: tinta y dolor, y cantas mientras trabajas.
Voz de selva, de mar, de cada geografía que imprimes en mi carne.
Voz de distancia.
Que lejos te marchas de mí, cabalgando sobre mi cuerpo.


lunes, junio 22, 2009

POLVO




Todo el mundo ha olvidado qué es un hada, el porqué de la búsqueda incesante para encontrarlas. Nos han olvidados a nosotros, que no las olvidamos.
En la oscuridad, en el silencio, podemos sentirlas.
Viene, por fin vienen, a tocar al último de los nuestros, que se apaga.
No más cazadores.
Ellas y nosotros, en el polvo, somos en ese instante, lo mismo.




domingo, junio 21, 2009

NADA

(DeviantArt de Katarzyna Dembrowska)




Nada dicen las cartas de nosotros, en nuestras manos no hay líneas que señalen al otro, nada dicen las estrellas, los amuletos, las hojas en el té.
El tarot no tiene configuración alguna que nos señale.
Nos tocamos, nos acariciamos, nos buscamos en la piel y el placer.
¿Qué más podemos hacer?
El mañana viene y no hay destino juntos.
Queremos amarnos. De veras lo intentamos.
Pero ¿Quién puede amar un fantasma, un sueño, un instante?

viernes, junio 19, 2009

ÁRBOL



Despierto a la sed, al cansancio, al vacío donde habito. Recorro las recámaras vacías. Lenta, dolorosamente me arrastro a la cocina. Miro mis manos secas sirviéndose un poco de agua, siento el líquido ardiente en las grietas de los labios.
Observo, durante un instante, mi cuerpo desnudo, el árbol que durante tantos años dibujaste.
Como ha cambiado la carne que lo sustenta.
Regreso al lecho, a las mil hojas secas que ahí me aguardan.


MAR OCÉANO





Cierro los ojos cuando te desnudas, en la oscuridad tu cuerpo es marea cálida, viento recorriendo los caminos impresos en mi carne, aliento entrecortado en las líneas del dibujo, el lento dolor de la pasión sobre la tinta.
Tu cuerpo invisible, cambiante, líquido, es únicamente en contacto con mi piel: y sólo tocas el dibujo que tu misma plasmaste.
Sensación, y placer, y mar océano impreso en mí.
Eres — como lo soy para ti — sólo el tatuaje.


jueves, junio 18, 2009

MAGIA





Sin más paisaje que las enredaderas que cubrían el palacio, sin otro horizonte que el vegetal, no era extraño que — al sexto año de la espera — la princesa dibujara con tinta y agujas una pequeña flor en el tobillo. Después fue una enredadera subiendo por la pierna, cubriendo los muslos, delicadas hojas acunando sus pechos, después flores, rosas, ramas, cubriendo lentamente el rostro.
El Príncipe Azul llegó, eventualmente, apartó las enredaderas, destrozó las ortigas, con su espada fue abriéndose paso entre lo vegetal, llegó a la habitación de la amada, y partió en dos el último obstáculo.
Magia negra, pensó con asco, mirando a la selva abierta derramar sangre roja.




miércoles, junio 17, 2009

MUJER





Miro nacer al tatuaje, a la mujer de tinta alzar la cabeza sobre mi carne. La observo ponerse de pie, trabajosamente, e irse.
Yo me quedo aquí, sangre y dolor.
Espero sanar, para trazarla de nuevo.
Con la esperanza vacía de que, ahora sí, se quede conmigo.


lunes, junio 15, 2009

TIEMPOS



Pasado, presente, futuro. Entrelazados en 78 cartas.
La adivina revuelve el tiempo en mazos.
A veces su destino es más fuerte que el de los clientes, y se descubre leyendo su infancia, su hoy, la muerte oscura que la aguarda.
Sonríe, entonces, y dice que es necesario un mazo menos sensible, y vuelve a barajar el tiempo y no le importa lo sucesivo de los días.
La muerte oscura está en el ayer cuando la leyó por primera vez, y el hoy es nebuloso y frágil y sabe que lo único firme y real fue esa vez que descubrió las cartas y se sentó a mirarlas, contenta, disfrutando los colores brillantes y el misterio de cada dibujo, y la increíble variedad.
La anciana acomoda las cartas.
La mujer se inclina a leerlas.
La niña, sonriendo, descubre de nuevo cada una de las maravillosas imágenes.




domingo, junio 14, 2009

TAROT





Parecería una partida normal, pero había un pequeño detalle.
Usaban cartas de Tarot.
Las más poderosas que el dinero, o la violencia, podían conseguir.
Los Arcanos Menores podían usarse para mil partidas de juegos intrascendentes. Juntar sotas, oros, bastos, copas. Números y combinaciones.
Pero ese no era un juego de azar.
Por ello sólo usaban los Arcanos Mayores, esas pocas cartas que resumían el destino completo.
Las ponían en el centro de la mesa en una configuración nueva, ni Clementine, ni la cruz celtica, ni el hexagrama. No buscaban la cartomancia.
Cada uno llevaba una herida en la palma, creando un dibujo preciso, un signo del cual brotaba su sangre, marcando cada figura.
Nadie sabía qué arcano iba a ponerse a continuación, cada uno cambiaba el significado completo de la partida.
Los enamorados, el loco, el hombre ahorcado puesto al revés flotando hacia la libertad en vez de colgar de la muerte.
Había un número limitado de movimientos y cada uno era vital – en más de un sentido.
Todos y cada uno de los participantes estaban jugándose su destino.
Años, generaciones, los hijos de sus hijos.
Por ello, porque creían en el poder de mañana, llevaban cartas escondidas, marcaban signos propios, tocaban viejos amuletos ocultos entre sus ropas.
Había que mover los hilos que controlaban cada vida.
Tal su poder.
Pero ¿cómo podían saber que eran las cartas las que jugaban con ellos? ¿Las sonrisas impresas en cada figura prefiguradas por el sino?
El destino temblaba a su alrededor: una vela podía caer o no en la paja en la casa de junto, un puñal podría saltar a una mano sorprendida y atacar a uno de ellos, una vena estaba a punto de romperse en un cuerpo tenso por el juego.
Ignoraban que alguien más maneja a las cartas.
Más poderoso, más lejano y omnipotente.
El hombre que escribe, el lector bajo la luna.
Tal su poder…
Pero del mismo modo que los hombres que ponen las cartas del tarot sobre la mesa no pueden ver las líneas que los controlan, nosotros no vemos que somos Arcanos de un tarot del que ignoramos todo, y que alguien reparte en este instante.




sábado, junio 13, 2009

FEBRIL

(Flickr de Karine Léger)





Parecía una erupción insignificante. El tatuaje había cicatrizado y, fuera de la tinta, no era más que piel normal. Pero la carne alrededor había enrojecido súbitamente, luego empezó a supurar, después aparecieron anormales excrecencias.
Viniste con miedo, yo era el quinto especialista que consultabas. Estabas dispuesta a probar cualquier cosa: el dolor no admitía réplica alguna.
No fue un proceso ortodoxo, lo sé. No fue una deducción lógica.
La carne deseaba librarse del tatuaje. Había desencadenado una ofensiva inmunológica. El cuerpo lo rechazaba.
Para que la piel regresara a la normalidad, bastó con retirarlo.
Estuviste tan agradecida que me visitaste una y otra vez, salimos juntos, nos enamoramos.
Hoy duermes junto a mí, puedo ver tu hombro desnudo, pongo mi palma en él, disfruto de la cálida sensación de tu carne. Demasiado cálida, febril.
Aparto la mano y veo en tu carne la erupción roja, el primer síntoma del rechazo. Marca, en tu hombro, la silueta de mis dedos.




jueves, junio 11, 2009

NUESTRA FORMA

(Flickr de Emir Ozsahin)


En algún momento todos hemos tenido que arrancar una parte de nosotros, tanto da si fue una costra mínima, o el retirar una curación llena de sangre y tejido a medio cicatrizar: los puntos de sutura retirados, una uña que se desprende con un sonido líquido, la forma en que un surco de carne se abre paso hasta la sangre.
Hemos visto el mecanismo de los músculos rotos, de los nervios expuestos al dolor. La piel es frágil, mínima. La barrera entre el universo y nuestra carne: una gasa terriblemente fina.
Una cáscara.
La piel, entonces, no es nosotros. La piel es una mentira.
Visto el interior, la perspectiva cambia.
Nosotros somos lo que se oculta atrás, adentro, entre la sangre y los músculos desprotegidos. Uno se ve desnudo y sabe que nuestra forma verdadera es la herida.


miércoles, junio 10, 2009

LLUVIA


(Flickr de Mister Bokeh)



La lluvia deshizo las líneas, corrió los colores del mundo, desdibujó los límites precisos entre los objetos de tal manera que el cielo oscuro y los muros fueran parte unos de otros. Miro sin comprender. No el fenómeno, sino a los que arrojan las sombrillas y se lanzan sonriendo al agua.






LIBERTAD





La libertad no era más que otro graffiti que alguien – con mucha imaginación – pintó en la pared.

martes, junio 09, 2009

PIERNA

(DeviantArt de MajklPussyK)




— No siento mi pierna — decías, sorprendido de ello más que de la sangre, de que te atáramos a una camilla, que subiéramos con prisa a la ambulancia.
Allá atrás, en el asfalto, la pierna también lucía desconcertada.




INVITACIÓN


— Parece un suicidio colectivo.
El comisario se acercó al primer cadáver. Ropas bastas, zapatos de minero. Que raro se veía el plumero en sus manos callosas. Otro sostenía un trapo con pajaritos. Esos objetos: limpios del polvo de la mina. No les pertenecía. Era de alguien más. Los aferraron como si no quisieran perderlos en la muerte.
El lugar estaba sucio, pero podía verse aquí y allá cosas relucientes. Alguien, hasta hace poco, limpiaba con esmero este lugar. Tal vez con amor.
¿Eso fue lo que impulsó el brindis de veneno? ¿ese silencio?.
Parecían tener sólo ese cariño y la mina. Y cuando desapareció…
El comisario suspiró. Por amor había visto cosas aún más tristes.
Encontró una hoja de papel que lo explicaba todo.
Una invitación de bodas ricamente adornada.
Leyó el nombre del inocente culpable, la razón de esas muertes.
Blancanieves.




lunes, junio 08, 2009

SILLAS




Que implacable es el juicio de las sillas vacías.




NO SE CULPE A NADIE...





Pensamos que alguien se equivocó en el sitio donde van las ropas, que uno mismo puso ahí esas prendas y no lo recuerda, pocos entienden el porqué – a veces – las ropas se suicidan y nos recibe su cuerpo muerto colgando.




CUERPO



Es curioso, pero no puedo recordar toda el hada. No su rostro ni su voz, cuando mucho parte de su cuerpo, a veces. Lo único que recuerdo es a mí, teniéndola a mi lado. Tal vez por eso se fue. Tal vez siga a mi lado y ya no pueda verla por que he olvidado cuál es la forma exacta de un hada.

sábado, junio 06, 2009

AMOR



Algunos gritos que se apagan, alguien que corre y se detiene, un silencio que va anegando todo el pueblo. Ninguna luz se enciende en la oscuridad. Debimos seguir los consejos del cazador, debimos reforzar los aceros y los hechizos. Debimos dejarla libre antes, debimos no herirla tanto, debimos…
Llega. La puerta se aparta por sí sola, las armas saltan de mis manos, lanzo el fuego a su rostro y ella lo aparta casi sin darse cuenta.
Debería llegar con garras, colmillos, con gritos de locura.
Pero es un hada.
Me mira, compasiva. Roza mi piel, con ternura. Me acuna y siento que regreso al hogar.
Me mata con cariño, me destroza dulcemente. Me dice que me ama y le creo, y beso su rostro lleno de sangre (mi sangre) y me digo que es una dicha verla mientras todo se apaga.




viernes, junio 05, 2009

FLOR

(Flickr de lucyndskywdmnds )




Con saña, con crueldad, con odio, vi la planta moverse, observé al hada desdibujarse sobre los pétalos, a lo vegetal arrebatarle todo. Con espanto miré a mí alrededor y qué terrible fue encontrarse en medio de un campo de flores con colores tan alegres.

EL BORDE DEL MUNDO





Después de dormir con un hada ¿qué?




LUZ





Pocos recuerdan que la luz la creamos sólo para enmarcar la oscuridad.




MIL GRAFFITEROS





La veo hoy, junto a la tienda. La había visto antes en el parque, en el metro que tomo todos los días, en una calle que ya no frecuento. Es un modelo muy popular. Una imagen repetida por mil graffiteros. Sí, eso es, eso y no que esa figura pintada ha empezado a seguirme por toda la ciudad, con quién sabe qué aviesas intenciones
Sonrió sin ganas. Que tonto soy.
Abro la puerta y la miro pintada en el muro de mi recámara.




MÚSICA


Algo atrae a las ballenas a las orillas, algo las obliga a morir lejos del agua. Pensamos en una enfermedad sobre su sentido de orientación, en una locura inducida.
Hoy amanecimos sabiendo que es culpa de un canto, de una melodía que no puede desobedecerse.
Nos levantamos escuchándola, un millón de peces se estrella contra las playas y sabemos por qué,
Comentamos esa música, la analizamos, tratamos de ignorarla mientras empezamos a seguirla.
¿Hacia qué playas nos lleva, hacia qué orillas, hacia qué muerte?
Quisiéramos saber, al menos, quien canta nuestra destrucción.








miércoles, junio 03, 2009

TUXEDO




Magia, misterio, lo numinoso en lo presente, sí y lo que quieran, pero antes de presentar al hada la vistió de gala.




CUIDADO




Uno debe tener cuidado con los colmillos, terriblemente venenosos, por no mencionar ese líquido innoble que supuran, su respiración llena de de ácidos, sus dedos de espinas, el filo de sus ojos, o su voz capaz de rasgar cristales y órganos…
Pero aún así: que hermosas son las hadas.




martes, junio 02, 2009

EL QUE ES

(Flickr de Salva Lopez)




Uno, entre miles, Es.
Piensa, luego existimos.
Tuvimos que rendirnos a la evidencia cuando, sin motivo alguno, desapareció Paris. No fue destruido, nada devastó el lugar, simple y sencillamente ya no estuvo. Luego, perdimos un color. Varias especies.
Creemos que el que Es está enfermo, que agoniza en alguna parte. Lo buscamos no sabemos bien porqué.
Tal vez para ver su rostro antes de que todo termine.
Mientras, tratamos de recordar cada parte que él ha olvidado, que ha perdido, que al ignorarla desaparece para siempre.
Tocamos nuestro rostro y el de quienes amamos y rogamos que la memoria no sea algo que él olvide.


lunes, junio 01, 2009

EL MÁS ALLÁ

(Jaime Martínez)

Está justo aquí.