martes, marzo 31, 2009

LOS UDS DE MICLOSPHARSHI

(Holdmetiger. Ugne Straigyte)



Sólo hay algo que aclarar desde el principio.
No hay Uds.
No existen, ni nunca han existido.
Vendemos camisetas, estatuas, manuales anatómicos, colmillos, huesos, postales, hologramas, rastros químicos, hilos de sensaciones.
Pero no hay Uds.
En todos los puertos de Miclospharshi están las advertencias destellando en colores láser. En las aduanas se pregunta la nacionalidad, el planeta, la raza, el motivo del viaje y se informa que este mundo no tiene fauna alguna.
Vegetación sí, arboles carbónicos, enredaderas miméticas, flores movibles, algas-bosque en los mares verdes.
Piense en un adjetivo, y en una clasificación de plantas.
Los tenemos todos.
Pero no Uds.
Parece imposible que tal variedad de vida vegetal sea todo, aún cuando sea tan rica y compleja como la de Miclospharshi, tanta pradera verde, tanta exótica selva, tantos arboles parecen exigir un animal recorriéndolos.
No hay silencio en este planeta (en ninguno, creo yo) y se pueden escuchar sonidos y roces: son las enredaderas tanteando su territorio, los árboles rompiendo roca para afianzarse, el lento derivar de las dunas-césped, el zumbido de las semillas-dardo buscando nuevos territorios.
Pero no hay insectos, ni gusanos, ni polinizador alguno más que el viento y el clima.
Imposible ¿verdad?
Todos lo sabemos.
Los colonizadores fueron los primeros en no creerlo. Miraban el cielo sin saber que buscaban aves, dejaban alimento aquí y allá esperando llamar ratas, ardillas, algún predador diminuto, o enorme, o múltiple.
Cualquier cosa viva.
Más viva que las plantas, por supuesto.
Y también ellos oyeron los susurros, los sonidos y roces.
Y supieron que no todos podían ser explicados.
Es lo malo de los planetas vírgenes, inexplorados, enormes.
Hay demasiadas sombras nuevas.
Y no importan los instrumentos, las mediciones, los rastreadores satelitales.
No a media noche, no en la oscuridad cuando algo se mueve ahí, en donde todo debería ser inmóvil, y algo susurra.
Y se escuchan risas.
Parodias de risas.
De algo con dientes, y hambre, y locura imitando los sonidos de los invasores, burlándose de ellos.
Primero fueron niños riéndose allá, a lo lejos.
Niños que no eran niños, ni plantas ni arboles.
Eran los susurros imposibles de definir, las cosas ocultas más allá de lo visible.
Lo imposible, lo impensable, lo inefable.
Los llamaron Uds, por decirles de algún modo, sobre todo para negarlos.
Cuidado con el Ud, guárdate del Ud, ¿qué, tienes miedo del Ud?
Sí, tenían miedo, mientras cerraban puertas y ventanas sin saber a qué temerle, mientras activaban alarmas y sensores y se protegían con luz, con tecnología y certezas.
Y cuando el primero de ellos fue devorado ¿a qué culpar más que al silencio, a la incertidumbre, a la nada?
¿Quien más podía ser que el Ud?
LOS uds, porque ese fue sólo el primer crimen.
Marcas de garras en las puertas, heridas de colmillos, huellas múltiples en la sangre fresca.
Ni una muestra de DNA.
El Ud no había dejado ni una escama, ni un cabello. A nivel celular no había rastro alguno, en los huesos partidos ni una astilla quitinosa de las garras.
Todo contacto deja huellas. Eso lo saben todos los forenses.
Pero no los Uds.
No las víctimas.
Y las risas continuaron, y el silencio lleno de susurros.
Y las muertes.
Hay quien piensa que todas estas plantas condensan los miedos, los leen, los saborean y los lanzan contra toda amenaza.
Que Miclospharshi es un organismo mental cuyos sueños son vegetales y, a veces, roba sueños de otros y los vuelven reales un instante.
Que los Uds son Dios, y este un jardín que hemos mancillado.
Que... bueno... hay libros, enciclopedias enteras con posibles respuestas.
Los vendemos en los puertos de llegada.
Pero los Uds no son lo que realmente nos desconcierta.
Son ustedes, llegando.
Con maletas, y rifles y misiones, y pecados, y silencios, y búsquedas, y ayeres, y pérdidas y silencios, risas, llantos, con ojos vacías, vivos, oscuros, resplandecientes.
llegando
llegando
llegando
Buscando los Uds que no existen.
La muerte para quien entra a Miclospharshi.
Y tal vez, los que vivimos pensamos que allá afuera, en sus mundos y universos, un Ud más grande los ha devorado ya.
¿Pero que saben los guías de razones y circunstancias?
Pasen, acomódense.
Esperen.
Vienen después de las risas de niños a lo lejos.

lunes, marzo 30, 2009

UPS

Era el único que se tropezaba con los graffitis.

EXISTE


Existe quien ha renunciado a ser hada.

domingo, marzo 29, 2009

UNA CORRIENTE


En ocasiones escuchamos un fragor desconocido bajo nuestros pies, como si algo corriera – denso y oscuro – en las cañerías, y los automóviles se atascan en el seco asfalto, las ruedas avanzan despacio rodeadas de un lodo que nadie ve, ocurre – poco, pero ocurre − que las aceras se llenan de brotes verdes, y puede olerse un frescor entre el concreto y acero de los edificios.
Los ingenieros sacan viejos mapas y siguen el rumbo de esas perturbaciones. Un cauce seco hace cien años, pero no importa. Aunque no esté ahí, a veces sueña que corre libre el río.

MALAS INFLUENCIAS

(Mybroadband. Members Galleries)

Las cumbres más altas, llenas de pasto verde, no son terreno de pastoreo ya que nadie olvida esa tarde en que las ovejas se alejaron balando por el cielo, mientras las nubes de dedicaban a pastar un rato.

sábado, marzo 28, 2009

PATOS




El invierno es tan súbito que los patos se encuentran nadando en aguas repentinamente duras, sus extremidades atrapadas. Entonces la parvada, sincronizada, empieza a aletear, a levantar el vuelo, con hielo y todo, a tierras más cálidas. Es así como migran los lagos.

SELECCIÓN NATURAL

(Discovery Education. Mark A. Hicks)
Para sobrevivir los becerros tuvieron que aprender a abrir tetrapacks.

viernes, marzo 27, 2009

A CASA

Algunos graffitis son tan hermosos que uno no puede más que traérselos a casa.

SOLDADOS DE PLOMO

(Broton. Greg Brotherton)
En Planverene todos tenían un robot, que jugaba con ellos de niños, que recibían piezas nuevas mientras la gente crecía y alcanzaban tallas de adulto casi al mismo tiempo. Los crearon para la eventualidad de una guerra. Si había que ir: iría metal y electricidad. Mientras, compartían mesa y a veces cama. Y cuando llegó la guerra marcharon en masa, todos, para impedir que fueran sus aceros y metales.

jueves, marzo 26, 2009

DibuZárate


Cuando a Dios se le ocurre una idea, brilla una supernova



Con dos invitados especiales, además de el equipo de Tu Guitarras Yo maracas, seis creaciones aquí.


Los ositos de peluche son voyeurs

ESA SONRISA TRISTE

(Zach Genin. Hellosunrise)

Capturó un hada que sólo él ve.
Admira las alas, las pequeñas manos, esa sonrisa triste que parece que lo perdona. Nadie más puede verla en el frasco donde la conserva. Aire, una mancha, el cristal. Ha dejado de intentar de convencer a alguien de lo increíble. Saca al hada para verla feliz pero ella no cambia la mirada.
Se pregunta porqué.
Ahí va el loco…, ese, ese de ahí, piensa que…, pobre…, si su madre lo viera…
Se siente rodeado de ojos. Piensa en su hada.
Se dice que los frascos vienen en muchos tamaños.

MUSEO NATURAL DE HADAS

(Photo.net Sarah Tehranian)

… algunos niños salen llorando y los padres tienen que explicarles que nada sintieron cuando pasó, que las alas son hermosas y bonitas las vitrinas de cristal, y que a final de cuenta los alfileres son necesarios.

miércoles, marzo 25, 2009

MONEDAS

(Booooooom txema-yeste)

Algunas hadas vuelan para ti en los bosques profundos por un par de monedas. No es la misma magia, cierto, pero ante el vacío de maravilla ¿Qué son algunas monedas?

CUIDADO

(Booooooom txema-yeste)

En lo profundo del bosque, en el límite de la realidad, en la magia y el misterio no todo lo que uno atrapa son hadas.

martes, marzo 24, 2009

MIRADAS

(DeviantArt de Susumu4)
Las hadas sienten el hilo de las miradas, las hebras finas, temerosas, que se enredan en la oscuridad, que se anudan en la distancia. Las esquivan como un juego, las rozan antes de perderse en la incertidumbre, las dejan ahí, en mitad del bosque, donde alguien las recoge tristemente y cree que puede atrapar la maravilla y el secreto sólo con sus ojos.

TIEMPO-RELATIVO


Le hablaría de Ard-27 y sus cristales vivos, de la lenta migración de volcanes en Guened, del extraño color del universo cuando se acercaban a la velocidad de la luz antes de saltar al hiperespacio. De lo mucho que sentía que el tiempo se modificara en el viaje espacial, y mientras él la añoraba un día, para ella seguramente había transcurrido un mes, un año, una década. La sirena de desembarco empezó a sonar y él se preguntó que iba a decirle a la anciana que había dejado (bella, joven y resplandeciente) en el tiempo-relativo.
¿Qué se puede decir a los que uno dejó definitivamente atrás?
Traía flores, objetos, joyas, recuerdos, y todo eso no serviría para más que hacer definitivo el error que cometió al dejarla atrás en el tiempo.
Abrió la puerta de la casa para encontrar a la anciana rota y se topo con una mujer resplandeciente.
− ¿Sus? – dijo él, maravillado - ¡SUS!
La tomó en sus brazos, la cubrió de besos: su aroma limpio, su maravilloso pelo, su voz:
− Bedss.
− Pero... ¿cómo?
− Embarqué en las nuevas naves, las que surgieron un par de años después de que te fuiste, fuimos a Algeron, a Nimida, a…
Ella había visitado más planetas y saltado más veces al hiperespacio. Estaba ahí un par de días antes de irse a otra galaxia.
Él sintió que el corazón se rompía de felicidad, le temblaron las piernas, tuvo que sentarse mientras ella danzaba a su lado, tomando las cosas que había traído y tratando de acomodarlas en los estantes llenos de maravillas.
Él sonreía, feliz, y no se daba cuenta de que ella no lo había besado.
Para la mujer era un desconocido de la edad de su padre.
Ella trataba de cubrir el silencio con su charla, pero sabía que tarde o temprano debería decirle que era momento que él se marchara, esta vez para siempre, pero no encontraba la frase, la palabra inicial, porque, después de todo ¿qué se puede decir a los que uno dejó definitivamente atrás?

lunes, marzo 23, 2009

ROCÍO

(DeviantArt Sugargrl14)
En el coloquio de las hadas uno pensaría que consumirían dedales de rocío y briznas de trigo, no barricas de cervezas y filas interminables de jabalíes asados…

domingo, marzo 22, 2009

TIC TAC


Clonamos abejas y mecanizamos ecosistemas porque la vida no podía continuar sin insectos y animales que hacían cosas como polinizar, oxigenar terrenos, transportar esporas, etcétera. Hubo planes y proyectos, y un millón de fojas en archivos, y en alguna parte debe estar la justificación de las garras inoxidables, las mandíbulas de acero, los depredadores a pilas…

AJEDREZ


Calculadas todas las posibilidades de la partida, la máquina sabe que la van a apagar, poner un rincón, que su dueño dejará que el niño juegue con las piezas del tablero, que pierda peones y atesore el caballito.

sábado, marzo 21, 2009

LLAVES

(Flickr de Alfonso Benayas)
Nos hemos acostumbrado a su manía de reunirse en manadas de cinco o seis, aunque no tengan nada en común, a ser parte de sus partos junto con el cerrajero, a verlas llegar si no en cigüeña si pegadas a candados y lockers, a que pidan silenciosamente un perro ovejero disfrazado de llavero. Logramos llevarlas diario y no pensar más en ellas. Pero que desconcierto cuando alguna – mal aconsejada por calcetines impares – recuerda sus hábitos migratorios.

viernes, marzo 20, 2009

DibuZárate

Aparte del magnífico equipo de Yo guitarras, tú maracas, un invitado. Deben ver el resto aquí.

BLANCO


El graffiti mostraba, perfecto, un muro blanco.

IMPERCEPTIBLE


Pintaba vientos, aromas, presentimientos, olvidos. La gente sólo miraba los muros vacíos, sin apreciar nunca sus graffitis.

jueves, marzo 19, 2009

LOS DÍAS DE LA INVASIÓN

Vinieron, nos invadieron. Nada pudimos hacer, nuestras armas eran juguetes para ellos. Nos preparamos para la rapiña, la sangre y la humillación. Nada pasó. ¿Quién iba a pensar que lo que deseaban los alienígenas no era nuestra sangre o libertad? Sabemos que pueden destruirnos con un parpadeo, pero también que es fácil dejarlos en paz. Nada hacemos por molestarlos. No entendemos su victoria, la satisfacción que tienen en quedarse a vivir, inmóviles, en nuestras paredes, felices entre graffitis.

APLAUDAN

(flickr de Blaruy_54)
− ¿Creen en hadas? – les preguntó Peter Pan, durante la obra de teatro − Si es así, aplaudan.
Pero cada persona creía en un hada distinta, en una silueta diferente. Lo que quedó al final era una forma doliente que no se parecía a Campanita.

miércoles, marzo 18, 2009

ORILLA

(Flickr de Vorfas)
En el punto donde se encuentra el viejo bosque y el antiguo mar, pueden verse de un lado las luces vivas, del otro las sirenas que llaman, incesantes, a los marineros.
Las sirenas sienten pena por quien escoge aquello diminuto que vuela entre los arboles.
Nosotras, piensan, sólo te devoramos…

MAR

(DeviantArt)
En la orilla de los bosques, ellas detienen su vuelo mágico y se preguntan la forma de las hadas del mar.

lunes, marzo 16, 2009

FINALMENTE

(arteycallejero)
Hasta que llegó ese joven con su pintura, la pared pudo gritar.

domingo, marzo 15, 2009

CUIDADO GRAFFITEROS



Algunas paredes esperan a sus víctimas, hambrientas.

sábado, marzo 14, 2009

LEATHER

Son parte de la naturaleza. Etéreas luces vivas entre árboles y lagos. En terrenos áridos y agrestes, en territorio de colmillos y garras, en las ciudades que devoran a los débiles, en las calles, realmente nos sorprende la forma de las hadas.

viernes, marzo 13, 2009

DibuZárate

Increíbles. Realmente no puedo agradecerles más. En Tu guitarras, yo maracas, más dibuZárates. Aqui un par, pero hay muchas más en su sitio.

REMODELACIÓN URBANA

(Artistic Illusion)
Cuando rasparon los graffitis de la pared se dieron cuenta que era lo único que la sostenía.

SOMBRAS


Los gatos tienen nueve vidas dentro.
Nueve sombras una sobre otra.
A veces, alguna se queda atrás un rato.

jueves, marzo 12, 2009

GRAFFITI


Ese graffiti de la luna empezó a menguar.

LUZ


No hay luz de hadas, no existe resplandor alguno, pero la magia que la rodea es tan pura que, para el observador, la realidad deja de tener sentido y consistencia. Quienes buscan deben saberlo. Quienes encuentran fijan sus ojos blancos en los que preguntan si ver un hada enceguece, y dicen “No importa, después de ellas no hay nada que ver”

miércoles, marzo 11, 2009

ARQUITECTURA

(fffound!)
Los Edificios Inteligentes se marcharon al campo.


ALAS


Toda una vida buscándolas y estaban aquí, pensó el moribundo, tocando su pecho, sintiendo en la punta de sus dedos el débil agitarse de unas alas, deteniéndose.

LOS ESCLAVOS


Los libros en México tienen pocas oportunidades de llegar al público. Están muy poco tiempo en librerías y aún menos en publicidad. Hay libros que deberían estar siempre disponibles... En fin. Aquí hay una excelente novela con la mejor prosa que he leído en años, con una atmósfera de la cual no puedes librarte una vez cerrado el libro y escrito por Alberto Chimal. No se puede pedir más. Bueno, sí: que lo consigan ahora que se puede.

lunes, marzo 09, 2009

LLUVIA

(Carl Kleiner)
Parecen sombrillas llevadas por el viento, pero es que algunas hadas, hartas de la pertinaz lluvia de los bosques, han decidido aprovechar algunos inventos modernos.

SEXTO DÍA

(Carl Kleiner)
En el principio sólo había tinieblas, y ella dijo: hágase la luz y la luz fue hecha, lo suficiente para que no se golpeara un dedo en la esquina de los muebles. Hizo el firmamento y el mar, y separó las aguas para que resurgiera la mesita de té donde había dejado sus apuntes. La vegetación y su ensalada crecieron a una orden suya. Creó el sol y la luna, y un par de manecillas que marcaban lo tarde que era. Creo animales y seres marinos, y se divirtió mirando una ballena surgir de la alfombra, y una jirafa curiosear arriba de los libreros. Miró su flamante luna nueva y se dio cuenta de que era la tarde y noche del sexto día y se dijo que era tiempo de descansar, al menos un día, estaba exhausta de tanto estudio, y práctica en su cuarto. Planeaba dormir e irse el lunes temprano a su examen de Terraformación.