domingo, noviembre 08, 2009

REFLECTORES



Fueron capaces de resistirse al canto de las sirenas. Pero no a las pantallas gigantes, las 26 toneladas de equipo de sonido, de luces, de efectos, la increíble producción, los bailarines en escena, la orquesta sinfónica en vivo, los souvenir, las camisetas, el ambiente…





1 comentario:

La Nínfula dijo...

aaajajaj claro, si no caen de una manera, caen de otra :P
Saludos