lunes, noviembre 30, 2009

ESAS MANOS

(DeviantArt de Plubx)



Profanador de tumbas. Creador de monstruos. El Dr. Frankestein huyó para salvarse de la turba y dejó atrás la abominación que recorre la oscuridad con gritos inarticulados.
Algunos lo persiguen con hachas y antorchas. Otros les dejan comida en los páramos, o cobijas, alguna ropa misericordiosa.
A veces los benefactores se encuentran y miran lo poco que llevan con vergüenza.
— Tiene los ojos de mi hija…
— Su silueta es la de mi esposo…
— Esas manos me acariciaron antes de morir…
Algo de consuelo hay en los regalos, algo de ternura.
El monstruo es el monstruo pero sienten que vive una parte de los suyos y que la muerte no es la separación definitiva.




2 comentarios:

jimeneydas dijo...

novedoso punto de vista, y muy bueno, por cierto... ¿aplicará para considerar a un vampiro como hermano de sangre si trae la de algún pariente?

costa sin mar dijo...

zas!!!!!!!!!!!!!!!