miércoles, octubre 07, 2009

ALAS

(Foto: Flickr Garibaldi Dantas)
Algunos no podemos evitarlo: abrazamos al hada, felices de la maravilla, mientras nuestros dedos vagan bajo las alas, buscando la cicatriz fina de los cirujanos plásticos.

2 comentarios:

costa sin mar dijo...

la foto!!!
qué chingonería

Paulo Roberto dijo...

Querido José Luis, es un gusto saludarte. He pensado mucho en tí
últimamente, pues desde hace varios sábados visito tu bella Puebla
para impartir un seminario en SOGEM. Como sabes los vampiros son mi
primer romance literario. Tu novela La ruta del hielo y la sal es
siempre un punto de referencia en mis clases, la mejor muestra de un
relato de calidad en nuestra lengua. Habiéndo diicho esto, me atrevo a
pedir un favor enorme. ¿Podrías compartir tu texto en versión
electrónica (ya que es imposible de conseguir) para todos los
aficionados al tema? Claro, con el debido crédito. Pienso en esta
alternativa pues así evitamos la matanza indiscriminada de árboles
para fotocopias. Y la verdad no quiero gastar mi ejemplar.
Recibe un saludo enorme. Soy un lector ávido de tu blog y es una
referencia obligada en el mío. Mi mail es rcoriamonter@gmail.com.
Mis mejores deseos.
Roberto Coria.