domingo, octubre 25, 2009

ESPERA


(DeviantArt de Juniae)


En los bordes exteriores la tela se había roto y pastores y ganado aprovechaban el hilo, más adelante las colinas estaban completamente cubiertas y el color del tejido dominaba el horizonte. El héroe sabía que en medio de ello no está Aracné — como todos pensaban — sino su esposa que juró tejer hasta su regreso. Las columnas se habían derrumbado, los árboles cayeron hace mucho, la tierra yacía estéril y muerta bajo ese manto interminable. Odiseo miró su reino cubierto y dio la vuelta. No podía luchar contra ello, no quería averiguar cuál era el peso exacto de su ausencia.




2 comentarios:

Jacinto Deleble Garea dijo...

***






Una imagen densa, simbólica, muy buena.

Es difícil, además, que la historia de una capitulación resulte interesante, y ésta lo es.

Felicidades.






***

jyanes dijo...

Hola José Luís. Gracias por visitarme y por poner un enlace con El oscuro borde de la luz. Es un placer leer tus cuentos. Un abrazo desde Canarias. JUAN