miércoles, septiembre 09, 2009

DE SOL A SOL

(Flickr Carlo Natale)



Llegaron un día y se dedicaron a rodear el sol de andamios, a limpiarlo con aparatos incomprensibles, indiferentes a la magnitud épica del asunto.
Reparamos fallas menores, decían, mientras trabajaban.
Su poder era tanto que no nos atrevíamos ni siquiera a comentar nada. Si podían hacer esa increíble labor casi con indiferencia, nuestros ejércitos y poderes no eran más que un suspiro en medio de un huracán.
Terminaron muy rápido.
Nos mostraron el nuevo sol.
− Quitamos las manchas solares, eliminamos las explosiones violentas, optimizamos las reacciones nucleares.
Lo cierto es que hay una diferencia abismal.
− G-gracias.
− No hay de qué – dijeron, acomodándose los cascos y guardando las herramientas – vivimos para repararlo todo.
Hoy la luz amaneció rodeada de andamios.


1 comentario:

beno dijo...

jaja wórale!! eso estuvo bien bueno!!