miércoles, julio 01, 2009

LUCES

Las vemos revoloteando entre las luces eléctricas, tocando con sus delicadas manos ciertos muros, detenerse, extasiadas, ante máquinas que no se detienen nunca.
Pensamos que habíamos hecho cosas que maravillaban hasta las hadas, hasta que vemos esas luces apagarse, los muros caer, que ellas acarician trenes herrumbrados y mecanismos que empiezan a detenerse por sí mismos.
Nos acarician con dedos tristes, y ya no sabemos qué sentir.


No hay comentarios.: