martes, junio 02, 2009

EL QUE ES

(Flickr de Salva Lopez)




Uno, entre miles, Es.
Piensa, luego existimos.
Tuvimos que rendirnos a la evidencia cuando, sin motivo alguno, desapareció Paris. No fue destruido, nada devastó el lugar, simple y sencillamente ya no estuvo. Luego, perdimos un color. Varias especies.
Creemos que el que Es está enfermo, que agoniza en alguna parte. Lo buscamos no sabemos bien porqué.
Tal vez para ver su rostro antes de que todo termine.
Mientras, tratamos de recordar cada parte que él ha olvidado, que ha perdido, que al ignorarla desaparece para siempre.
Tocamos nuestro rostro y el de quienes amamos y rogamos que la memoria no sea algo que él olvide.


1 comentario:

Jacinto Deleble Garea dijo...

Es de lo mejor que he leído en mucho tiempo.

Un gran texto.

Tiene esas dos primeras frases cortantes sensacionales, y la última tan inolvidable; sin que el desarrollo desmerezca en absoluto.

Genial.

Gracias por compartirlo José Luis.

(me pide "brumen" de palabra de verificación el blog, y yo no pienso dejar de brumar muy a gusto, sí señor)