martes, mayo 19, 2009

VENTANAS

(Flickr de Asaf Einy)


Las ventanas ansían contar historias. Los espejos se limitan a repetir lo que ven pero ellas siempre buscan un detalle exacto que dice más de lo que muestra. Creemos ver a través de ella la ciudad, la soledad, la distancia, el olvido pero no vemos más que una anécdota a medias.
Si uno se asoma al millón de ventanas abiertas en la ciudad tal vez podría ver al millón de almas absortas que escuchan una historia sin saber siquiera si tendrá final feliz.



4 comentarios:

Exenio dijo...

Bueno, pero de que tienen final, lo tienen...

Eu dijo...

Escríbame un final feliz.
Uno donde el señor no sea imaginario y la mujer no sea tan imaginativa.
Donde él sea tangible y estrujable.
Donde ella no sea una lejana cualquiera que estaba de paso.

¡bah! ¡Qué puede saber usted de finales felices!

nohubounavez dijo...

Me encantó, Zárate. No deja de sorprenderme cómo eres capaz de escribir sobre ventanas, colchones, carros de supermercado... son realidades de las que parece difícil sacar algo (bueno quizás de los colchones no es tan difícil) y sin embargo consigues captar algo que está ahí y que nadie ve.

Me ha gustado mucho también el comentario de EU. Creo que la chica se merece que escribas algo sobre finales felices, sea un cuento o una reflexión literaria.

Yo leí de Zárate una vez:
"Ese final feliz no tenía historia". O sea que hay final feliz, claro que con el inconveniente que sin historia. No se puede pedir todo.

Leí también en ráfagas:

Principio - Eduardo Abel Gimenez
Inviertan la película. Pónganla marcha atrás. Quiero volver a ver un principio feliz.

Ése de Eduardo Abel sobre los finales felices me gusta.

Traigo a colación esos minis porque creo que son el tipo de cosas que escribiría zárate si tuviese que escribir sobre finales felices. Pero ahora le toca comentar a él.

Un afectuoso saludo a los dos.

nohubounavez dijo...

"COMO TERMINÓ LA HUMANIDAD. Todos queríamos tener “un final feliz”. Y nos lo concedieron". (http://twitter.com/langostaday)

Fantástico, Jose Luis.