miércoles, abril 01, 2009

Misterio


Acudimos a los bosque más remotos en busca de hadas, bajo árboles que han vivido más que imperios, en la oscuridad vegetal, en páramos donde puede sentirse aún cómo era el mundo antes de que apareciéramos. Ellas nos fascinan porque representan todo lo que no somos.
Por eso muchos cazadores se desconciertan cuando se topan de improviso con ellas en las ciudades, bajo la luz neón.
¿Qué representamos para las hadas, qué vienen a buscar entre nuestros muros?
¿Qué misterio, qué secreto albergamos que ellas no tienen?

2 comentarios:

Juan de Lobos dijo...

Un gran blog, por aqui andaré merodeando y husmeando.
Aullidos para ti.

José Luis Zárate dijo...

Mil Gracias. Lunearé esos aullidos.
z