jueves, marzo 12, 2009

LUZ


No hay luz de hadas, no existe resplandor alguno, pero la magia que la rodea es tan pura que, para el observador, la realidad deja de tener sentido y consistencia. Quienes buscan deben saberlo. Quienes encuentran fijan sus ojos blancos en los que preguntan si ver un hada enceguece, y dicen “No importa, después de ellas no hay nada que ver”

No hay comentarios.: