miércoles, marzo 11, 2009

ALAS


Toda una vida buscándolas y estaban aquí, pensó el moribundo, tocando su pecho, sintiendo en la punta de sus dedos el débil agitarse de unas alas, deteniéndose.

2 comentarios:

hipatia2008 dijo...

Me conmovió. Sobre todo porque últimamente he estado teniendo ataques de pánico y se siente una fuerte opresión en el pecho. En el futuro diré que en vez de padecer de ataques de pánico, traigo un hada atrapada en el pecho.

José Luis Zárate dijo...

un hada dentro de un hada...
hmmm creo que más que bonito sono lubrfico, en fin, saludos