domingo, marzo 22, 2009

AJEDREZ


Calculadas todas las posibilidades de la partida, la máquina sabe que la van a apagar, poner un rincón, que su dueño dejará que el niño juegue con las piezas del tablero, que pierda peones y atesore el caballito.

2 comentarios:

Vier_minuten.lima dijo...

Un caballito negro, un caballito blanco y las poderosas torres. Protegerá su Rey de color azabache. Cada jugada será vital. En el tablero, el niño jugará gozosamente. Hacia adelante, hacia el Jaque Mate.
¡Chesss!.

José Luis Zárate dijo...

hamburgger chesss