lunes, febrero 23, 2009

POSTALES


De ti recuerdo las cartas que me escribes, eres esas líneas y las caricias mas tiernas que me has brindado pueden resumirse a un par de párrafos, y creí que eso era lo peor que podía pasarnos.
Pero hoy me han dicho que nadie ha ido donde tú estás, que pasarán décadas para imaginarlo siquiera, Y quisiera tocar tu rostro y verte a los ojos (si pudiera recordarlos) para preguntarte si acaso siempre me has mentido. Mientras, guardo − sin leer ya − las postales que me envías desde Marte.

No hay comentarios.: