sábado, febrero 21, 2009

MAELSTROM

Cada planeta es una playa, un minúsculo islote en medio del mar oscuro, los que navegamos en él sabemos de peligros y secretos, del maelstrom de cignus x, de la marejada gravitacional que hace rielar las estrellas a lo lejos, de las sirenas que cantan al otro lado de las escotilla hablándonos de placeres y caricias y que sonríen cuando les decimos que no existen, que nadar en el espacio es imposible sin un traje a presión, a esas increíbles temperaturas, por toda la radiación y más de uno se ha encontrado que las cifras y datos no tienen sentido alguno si uno intenta que lo entienda aquello que no está allá afuera.

No hay comentarios.: