domingo, enero 11, 2009

UNA MUJER


El viajero tenía una mujer en cada astropuerto. Una mujer. La misma. Clonada cada vez que un nuevo planeta se preparaba a recibir a los viajeros. Cada una conectada con la mente de sus avatares para que fuera un millón de veces la misma. Así no importaba que tan lejos estuviera en el cosmos, siempre llegaba a casa al anochecer.
Una excelente idea, hasta el millón de solicitudes de divorcio.

3 comentarios:

LordSushimoto dijo...

Así no importaba que tan lejos estuviera en el cosmos, siempre llegaba a casa al anochecer. Esta línea me encantó!

ylacarieri dijo...

heme clon desmemoriado, aniquilado por un niño que usa su juguete y se vuelve a asombrar por primera vez, tras el amor, en cada helipuerto cósmico en un twit de abandono por desolación de patitos yellow

Fernando Montesdeoca dijo...

Qué viajes de imaginación tus textos. Siempre me sorprendo. Sin ninguna duda; leer ´textos así es un disfrute.

Gracias por tus visitas a mi blog.

Un saludo.