jueves, diciembre 18, 2008

BIP BIP


El transporte llega siempre a la hora. Es limpio, puntual, eficiente. Ojalá quedara alguien vivo para notarlo.

2 comentarios:

Bea M dijo...

un futuro muy lejano me temo...

Laura dijo...

XD utópico señor Zárate… jajaja muy utópico; el hombre es como la cucaracha jajaja jamás desaparecerá (no contemos el grado de “evolución”).
Saludos