viernes, noviembre 28, 2008

10 PELÍCULAS DONDE LOS ESCRITORES SUFREN PERO AÚN ASÍ GANAN




Biopics hay montones, historias que tratan muchas veces del descenso a los infiernos (se van al diablo, pues) de los escritores, martirologías en donde uno sabe que al protagonista en turno sólo le puede ir peor, pero la verdad yo prefiero las historias donde, contra todo pronóstico, los escritores son los ganones.

10.- Misery (Rob Reiner. 1990)
James Caan representa a un escritor que escribe Best Seller del tipo Bella Heroína con Gran Escote conoce Principe Azul que ha decidido matar a su personaje (Misery) para dedicarse a escribir una obra seria. Pero un desafortunada accidente lo pone en manos de la Fan Fatal, aquella que no entiende de sutilezas y solo desea que su amada Misery regrese, así deba convencer a martillazos al autor. Un adecuado maquinazo de escribir en la cabeza arregla el asunto.

9.- Shakespeatre Enamorado (Shakespeare in Love. John Madden 1998)
Tiro a tres bandas: terminar la obra, esquivar a los acreedores y conquistar a la bella princesa que luce bigote pero es a leguas Gwyneth Paltrow. Y, por supuesto, ser Willian Shakespeare.

8.- La Ventana Secreta (Secret Window. David Koepp. 2004)
Jonnhy Depp es un escritor que tiene una racha mala: su esposa lo engaña, no puede escribir una linea, y un hombre salido de la nada lo acusa de plagio. El apuesto Depp parece bolsa de lavandería (como el 99% de los autores). NO importa, al final los mata a todos.

7.- Stand by Me. (Rob Rainer 1986)
Un escritor recuerda la primera vez que fue a ver un cadáver. Es muy tierna. Sobre todo la escena donde, alrededor de la fogata, cuando se cuenta la venganza del gordito que logra hacer vomitar a todo su pueblo.

6.- Naked Luch. (Cronemberg. 1991)






Biopic disfrazado. Mixtura entre la novela de William S. Burroughs y su propia vida, sobre todo los días últimos de su esposa, antes de que le metiera un balazo en la cabeza jugando a “Guillermo Tell”. La realidad es tan espesa como la fantasía.

5.- Kafka (Steven Soderbergh 1991)
Si Kafka hubiera vivido en una película del Dr. Mabusse podría parecerse a esta película. Jeremy Irons personifica a un atildado Kafka sumergido en una pesadilla blanco y negro. AL final , aunque entiende muy poco, triunfa.

4.- Betty Blue (37°2 le matin. Jean-Jacques Beineix. 1986)
El amor loco, profundo, increíblemente profundo de un escritor que se dedica a vegetar, y una mujer que ve al autor que hay ahí, escondido, y lo ayuda a sacarlo a la luz, y lo defiende con todo lo que puede (Golpea a un editor desconsiderado: ah ¿cómo no amarla?) Como es una cinta francesa uno mata al otro, pero también como es francesa es un detalle tierno.

3.- Ed Wood (Tim Burton. 1994)
No olvidemos que Ed Wood era guionista y novelista. En la estupenda película de Burton no permite que el pequeño hecho de ser pésimo se interponga en sus planes de ser un director de Hollywood. Uno no puede más que admirarlo y considerarlo un Santo Patrón.

2.- El Libro de Cabecera. (Pillow Book. Peter Greeneway. 1996)
Una escritora, dedicada al sutil arte de la caligrafía, en papel y piel, en cuerpos y vidas. Busca a un hombre, que ha destruido lo que más ama. Lo enloquece con extraños libros vivos, con una imaginación sin limites. Imprescindible.


1.- El Rey de la comedia. (Martin Scorsese. King Of the Comedy 1983)


Robert De Niro personifica a un perdedor que no se entera que lo es, desea ser el Rey de la comedia en vivo, como su idolo: Jerry Lewis que en esta cinta hace un papel de hígado amargado que no entiende la fascinación por el medio que tienen aquellos que no están ahí. Al personaje de Deniro le hacen lo que a todo amateur: lo dejan en antesalas, lo tiran de a loco, lo expulsan de las oficinas. Pero el tipo: necio, ensayando sus malas rutinas, soñándose en la cumbre. A pesar de ser una papa enterrada sal final lo logra. Se vuelve famoso, tuvo que secuestrar a alguien e ir a la cárcel, pero esos son detallitos...

1 comentario:

the mechanical bride dijo...

Alguna pelas de las 10 reseñadas aún no he visto. Me inquieto :). Más tarde las buscaré.

Betty Blue me impactó porque la protagonista, la violenta y dulce Betty valoraba el talento, la capacidad de crear, de escribir. Dejando entrever que si hubiera sido posible, ella hubiera querido ser escritora. Le quedaba la posibilidad de crear vida. Y luego la esquizofrenia. El ojo arrancado.

Grax por este post especial.

Salute.