sábado, septiembre 06, 2008

HOTEL Cacahuamilpa


La barandilla desvanece cualquier sensación de aventura que hubiera en las gigantescas grutas, las luces mercuriales firmemente sujetas a la piedra, el espectáculo neón en la bóveda de las estalactitas, la multitud de turistas llenando de flashes y ruidos el lugar.
Es en el cuarto a oscuras que recobra el aire a cueva, el espacio vacío que puede estar lleno de maravillas o peligros, a tientas en la habitación siente los abismos negados.
Busca drip drip drip el origen de una gota que amenaza continuar para siempre, y él debe detenerla sin caer en una garganta de piedra o mínimo doblarse un dedo en la esquina de algún mueble.

4 comentarios:

Laura dijo...

Yo sabía que eran estalactitas…
Qué feo ha de ser estar en una fiesta estilo Batman… aunque bueno, disco igual a antro, antro igual a caverna…
Saludos

José Luis Zárate dijo...

Estalactitas. Correcto. Muchas gracias por la corrección.
:)
Antro igual a caverna... pero los baños... en vez de moscas puede caer un murcielago en tu trago,

z

Laura dijo...

Jajaja... buena esa

film x dijo...

Caverna y fiesta.
Lo gélido, lo inquietante.