sábado, septiembre 13, 2008

HOTEL Cable 24 horas


Van Helsing está en el canal 71, poker en el 95, ninjas en el 12. El control en mis manos. Debo dormir, pero no puedo. Demasiado silencio. Rompen una cabeza, sacan un as, Van Helsing no se explica porqué Lucy sigue desangrándose. Calculo que he estado despierto demasiado tiempo. El jetlag, las reuniones, este maldito hotel sin murmullos. Una espada corta un auto, el as no sirve, Van Helsing toca el elegante collar de Lucy y lo suelta lleno de asco cuando se mueve por sí mismo. Mi ropa esta desperdigada por el cuarto. El mínimo caos me parece reconfortante. En esta estéril pulcritud es algo vivo. No hay sangre en esa película, nadie sabe qué mano tiene en la partida, Van Helsing abre el collar. Debería dormir, pero me es imposible. Los hoteles son perfectos para el insomnio. Paso canales sin cesar. Me siento débil. Enfermo. Quisiera dejar el zapping. Los ninjas son sombras asesinas. Vértigo. El azar está en tu contra. No puedo soltar el control, no puedo. Van Helsing mira lo oculto en el collar y afirma que hay más de un tipo de vampiro.

No hay comentarios.: