viernes, agosto 29, 2008

HOTEL Venus


Los hoteles en celo llaman con un aroma sutil que sólo cierto tipo de huéspedes perciben. Entonces van llegando, entran en habitaciones invitadoramente abiertas y empiezan un ciclo de polinización del cual sabemos realmente poco.

2 comentarios:

Laura dijo...

Los hoteles tienen fama de ser atrayentes para los sexos. Despiertan el deseo… y por qué no? Que el mismo hotel tenga necesidades de satisfacerse… claro, siempre le ha tocado ver y ahora actuar.
Saludos

Bianca Pascuchelli dijo...

Yo soy de esas personas que percibe todo. Por eso no me gusta ir a hoteles porque pasa gente todo el tiempo, hay un recambio constante y andá a saber con qué te encontrás. Prefiero alquilar un apartamento temporario donde sabés que la gente se queda 15 días, 1 mes o más. Ahora por ejemplo estoy en Argentina y los apartamentos en Buenos Aires fueron mi salvación. No me hubiera gustado quedarme en hoteles, los siento sucios. A los departamentos los cuidan mucho más y menos gente distinta pasa por ellos!