viernes, agosto 15, 2008

HOTEL Venus



Agotados, desnudos, descansamos. El colchón enciende, satisfecho, un cigarrillo.

1 comentario:

YO merengues dijo...

AAAAAAAAAAAAAAA qué buena manera de narrar algo tan fantástico, agotador y tardado. En menos de dos líneas lo ha hecho señor Zárate.
Deja cosas a la imaginación a la vez que no cuenta casi nada, no no no, excelente.
Sensual... meee eencantó.
Saludos