domingo, agosto 24, 2008

HOTEL Penthouse


Desde la ventana veo desaparecer las luces de la ciudad, ordenadamente. Una línea negra que se mueve hacia aquí. Escucho un rumor apagado y no sé que sea. Viene con la oscuridad.
Cierro la ventana. Me cubro hasta la cabeza.
¿Vibró durante un segundo la habitación?
Lo ignoro, pero al otro lado de la frágil barrera de las sábanas, el rumor ocupa mi cuarto.

1 comentario:

Laura dijo...

Le llegó la obscuridad... es que amenaza porque no se sabe qué traerá consigo. Saludos