domingo, agosto 31, 2008

HOTEL De paso


Sabes que no es un buen hotel cuando las sábanas no están del todo limpias, y cuando las almohadas conservan, agrios ya, algunos sueño ajenos.

2 comentarios:

Laura dijo...

Entonces las almohadas son como esponjas que roban los sueños… y las ilusiones también? Será que exprimiendo regresarán a uno?
Venditos hoteles que dejan la limpieza y comodidad en segundo plano.
Saludos.

Polly dijo...

Maravilloso. Aunque tal vez por la misma razón yo decida cortarme el pelo, cambiar de sombreros, bañarme todos los días, todos. Porque ojalá se tratara tan sólo de almohadas ajenas, de sueños de viajantes.

Y no de esos los lugares de paso que recuerdan al día siguiente el ser irremovibles.