domingo, julio 13, 2008

HOTEL Magritte

"Ambiente familiar" decía en la entrada, por lo que el recepcionista levantaba una ceja si uno se levantaba muy tarde, nadie arreglaba el cuarto no importaba qué se acumulara en él y todos te lo mencionaban a la mínima ocasión, te llamaban a cenar a las 7 alrededor de una mesa donde las conversaciones eran tensas, y si te quedaban afuera con los amigos, hasta la madrugada, una mujer en bata te esperaba levantada, y un hombre en camiseta te advertía que hablaría contigo en la mañana, y mientras cerrabas la puerta de tu habitación decía con tono amenazador.
--¿Sabes? Esto no es un hotel.

2 comentarios:

YO merengues dijo...

d¬¬ jeje. Pero po´s uno na´más está de paso... así que... "sí es un hotel con muchas comodidades mami"

Rain dijo...

¡Un hotel al estilo de un convento o una pensión para "señoritas" de los años 50! :)

¡Humor!