jueves, julio 10, 2008

HOTEL camino a Catemaco

Los milagros son secretos.
Quienes duermen solos, en un sitio desconocido, suelen sentir – un instante antes del sueño — un ligero vértigo, la sensación de estar suspendidos en el aire.
Nadie, si no son los muebles del lugar, puede atestiguar el segundo que permanecen flotando en el cuarto.

1 comentario:

Rain dijo...

Visualizo algo surreal con melancolía. Me gusta.