lunes, junio 09, 2008

HOTEL Soledad

Sin más compañía que un ventilador, miro el techo de mi cuarto. Pienso en lo que hice, lo que deje de hacer, lo que hago. Miro a mi alrededor y pienso en todo, en todos, en que fue necesaria una multitud para construir esta soledad.

No hay comentarios.: