viernes, junio 27, 2008

HOTEL Servicio de despertador

— Pidió que lo despertáramos a las seis, señor.
— Gracias — dijo casi llorando de alivio el hombre ya no insecto devorado lentamente por una araña.

No hay comentarios.: