jueves, junio 26, 2008

HOTEL Selene

Con tu cabeza en mi pecho dices que escuchas el mar. Toco tu cabello. Dices que el mar siempre está solo. Te digo que él adora a la luna. La ama por lejana, respondes, porque nunca podrá tocarla. Te beso, sonríes, nos amamos, pero mientras lo hacemos continúas menguando.

No hay comentarios.: