jueves, mayo 22, 2008

HOTEL Con vista al mar en todas su habitaciones

La marea que no se detuvo, una marejada inusitadamente lenta, la luna llena que no dejó de crecer, un sueño. No importa más que la limpieza absoluta del agua y que en el horizonte en vez de aves había peces.

No hay comentarios.: