sábado, mayo 05, 2007

El primer síntoma es un tono amarillento, un desmadejamiento sintomático, se tornan quebradizas al tacto, se doblan en las orillas, en las salas de espera también se enferman las revistas

1 comentario:

Pablo Giordano dijo...

Las revistas enfermas... me gustó. Me hace acordar a los Kioscos sobre la ruta, esos que de tan estáticos han perdido color, y el rojo de las revistas ya es naranaja, y todo el aroma del ambiente es de tabaco de varias decadas pasadas. Un abrazo desde Argentina. Vamos a estar juntos en la antología "Grageas"