martes, enero 23, 2007

PLIS

Tener un fantasma en la familia era tan apreciado por las altas esferas, que los arribistas suplicaban a sus moribundos que regresaran.

No hay comentarios.: