martes, enero 23, 2007

EL PASO

En el paso entre este mundo y el otro, hay guardianes que miran a los espectros que pasan, cansados, a espantar a algún familiar, los que miran a los obsesivos espíritus que se aferran a un lugar, a los presurosos a los que llama algún médium (generalmente cuando están en la ducha), los que son atraídos por el mundo sin saber realmente porqué.
Los más asiduos al paso son un grupo selecto, de tanto verlos los conocen perfectamente, pocas veces se quedan a charlar, tienen algo qué hacer. Algunos pasan un millón de veces al día, otro de vez en cuanto, algunos con cara presuntuosa acuden, otros arrastrando los pies, otros más llegan con una cara de perplejidad, sorprendidos y halagados de que se les ha convocado una vez más, al abrir una página de sus libros.

No hay comentarios.: