lunes, enero 01, 2007

EL DÍA

Cierras el periódico en donde has leído sobre tu muerte. Lo doblas sobre la mesa del desayuno. Terminas con impaciencia tu café, te levantas y vas a ver, ahora, que más te depara el día.

No hay comentarios.: