domingo, enero 07, 2007

BLANCO

Ojos blancos, gesto blanco. Mano blanca sobre la blanca espada. Rojo debería ser. Sangre. Cada noche en mi ventana. Cada noche sobre las ventanas de todos. Ahí, en lo alto. Blanco contra la negra noche que nos cubre, nos protege, nos oculta un segundo de su mirada blanca. Un gigante en la montaña, el dictador inmortalizado en marmol, en piedra, en el hecho de que no podemos derribarlo. Ni siquiera esperó a estar muerto para ser un fantasma sobre nuestras vidas. Blanca es la noche, en nuestras pesadillas.

No hay comentarios.: