martes, diciembre 05, 2006

MÉTODO

Como se sabe, los animales perciben el mundo invisible, en particular los perros. Para ver a los fantasmas no hay más que tomar un poco de la purulenta excrescencia de sus ojos infectados, la llamada chinguiña, y untarla en los propios ojos.
Por alguna causa son pocos los que siguen este método.

No hay comentarios.: