viernes, diciembre 08, 2006

200

En la Inglaterra de finales del siglo XIX el espiritismo abarrotó teatros, diversos espiritistas ofrecieron su espectáculo de sombras y luces prometiendo el encuentro con lo sobrenatural. Leonora Connors fue de las más populares, siempre lleno total. Fue por ello terrible que el teatro se incendiara. Eran tiempos en que la iluminación a gas provocaba ese tipo de cosas. Se calculan que, junto con la médium, 200 personas murieron calcinadas. Veo un fantasma, gritó una de ellas, lo veo. El público se estremeció de gozo, se miraron entre ellos. 200 fantasmas sorprendidos del milagro.

No hay comentarios.: