miércoles, noviembre 29, 2006

NOCHE A NOCHE

Mil páginas cuidadosamente redactadas negando a los fantasmas. Mil páginas escritas apuntaladas en cientos de teologos, científicos, estudiosos del tema. Mil páginas certificándolo sin lugar a dudas: no existen.
El punto final fue un alivio para mi alma.
Miré el espejo frente a mí, y el libro sobre el escritorio cerrándose sin que nadie lo tocara.

No hay comentarios.: