jueves, noviembre 16, 2006

APARICIÓN

Desnuda llega, etérea me toca, su delicada piel blanca un susurro piel, su aliento entrecortado en mi oído. La toco, delicada casi inmaterial, delicado placer. Y mientras duran nuestras caricias me permito creer en fantasmas.

No hay comentarios.: