miércoles, agosto 13, 2003

Arañas

Una pata tras otra, demasiadas, lentas, seguras, derivan. Las veo acercarse furtivas. En mi infancia se decia que los fuegos (herpes labial) era un "beso de araña", la imagen era asquerosa, subiendo a tu rostro, acercando sus mandíbulas a tus labios, segregando venenos, compartiendo la saliva del insecto y la tuya.¿Y si trataban de entrar, deslizarse hacia la humeda oscuridad dejando hilos quemantes detrás de si, anidando en tu garganta?

Las veo moverse, hay una (siempre hay una) cerca de donde uno está. Imperial avanza, tal vez lo que me desagrada más es la coordinación de sus patas. Es demasiada precisa. Es como si fuera un doble animal, plural en una, como si fuera una complicada marioneta manejada por invisibles manos (multiples manos).

la lluvia me encontró a media calle, demasiado lejos de la casa. ahora, en este momento siento el cuerpo cortado, que me va a dar gripe.

La garganta arde. Puedo contar las arañas moviendose ahí, puedo sentirlas rascando, sé que una anida tranquilamente sobre mi lengua, se que mañana no podre hablar
¿quien puede con la boca llena de telarañas?






No hay comentarios.: